Una valoración del arte y artistas africanos contemporáneos

0
53
Una valoración del arte y artistas africanos contemporáneos

El arte africano contemporáneo ha alcanzado niveles más altos en los frentes internacionales debido a la inmensa contribución de los artistas prolíficos del continente, especialmente en la última mitad del siglo veinte. El arte africano contemporáneo no se ha degradado como solía ser a finales de los 80 y principios de los 90. La perspectiva global del arte africano específicamente por Occidente está cambiando drásticamente de sus términos despectivos como ‘imitadores de Occidente’, ‘primitivos’, ‘estáticos y estereotipados’ a términos que el arte del continente anhelaba desde hace mucho tiempo como ‘maravilloso’ , ‘creativo’, ‘filosóficamente rico’, etc. que marca el arte africano en los últimos años. Esto es el resultado de los esfuerzos agotadores de estos artistas para experimentar con diversos materiales orgánicos e inorgánicos para crear maravillosas obras maestras. En parte, los vibrantes historiadores del arte y los críticos del arte, así como los renombrados curadores y críticos internacionales que han escrito extensamente sobre las obras de algunos de los principales artistas africanos contemporáneos, descubriendo sus elementos y conceptos filosóficos han contribuido a que el arte contemporáneo se haya disparado. . Esto ha profundizado la comprensión de las obras de África no solo como formas estéticamente armoniosas sino también como funcionales.

Hay varios artistas africanos contemporáneos que son reconocidos internacionalmente, mientras que otros, especialmente la joven élite, todavía tienen ejemplos muy prometedores y emprendedores de disfrutar de la proeza del impacto global. Los diez artistas africanos contemporáneos más exitosos que han tenido gran influencia a nivel mundial son El-Anatsui de Ghana, Tracey Rose de Sudáfrica, Meschac Gaba de Benin, Kudzanai Chiurai de Zimbabwe, Nastio Mosquito de Angola, Ibrahim Mehretu de Etiopía, Ibrahim El Salahi de Sudán, Sokari Douglas Camp de Nigeria, Abdoulaye Konate de Mali y Cheri Samba de la República Democrática del Congo. Todos estos artistas africanos contemporáneos han demostrado con su gran dominio y control sobre los medios de su elección con poderosos temas y dramatizando las técnicas de producción que representan al igual que sus homólogos occidentales en el campo del arte.

Los historiadores e instructores de arte pueden aumentar el interés de sus estudiantes en ayudar a elevar las artes contemporáneas de África a un pedestal más alto al hablar apasionadamente sobre los logros, las técnicas y los estilos empleados por los notables artistas contemporáneos. Los estudiantes pueden comenzar a trabajar de forma independiente en algunos conceptos al combinar los estilos y medios tradicionales y contemporáneos para crear una nueva creación artística que puede ser su área de especialización. Además, los profesores de arte pueden realizar sesiones de jurado en forma sistemática en las que se puede hablar sobre las producciones artísticas de artistas, por lo que se las critica y aprecia, de modo que se puedan sellar los agujeros para que los estudiantes progresen en la línea de arte elegida. Gradualmente, estos jóvenes artistas tendrán un camino o área creativa y trabajarán constantemente en ella para convertirse en un exponente en ella.

Otra herramienta útil que pueden utilizar los instructores de arte es llevar a sus estudiantes de arte a museos de arte, galerías y otros viajes educativos donde pueden aprender y aprovechar las habilidades e ideas relevantes de las obras maestras de arte que ven y aprecian.

El arte africano contemporáneo en esta generación está ganando popularidad a nivel mundial. Las percepciones y perspectivas del continente en el campo del arte están cambiando positivamente. El éxito que se menciona en la parte introductoria de este documento se atribuye al ingenio visto en las obras de los artistas africanos contemporáneos y, lo que es más importante, a los críticos de arte e historiadores que hacen sonar el cuerno de estos artistas, por así decirlo. La responsabilidad de nosotros como historiadores del arte y críticos de arte es mantener un catálogo de estos grandes artistas, escribir con rigor sobre sus obras e incorporar ricos significados filosóficos a sus maravillosas, impresionantes y creativas producciones. Esto, para el escritor, ayudaría a retener la imagen colorida del arte africano contemporáneo ahora y lo haría a la par para competir más con sus contrapartes a nivel mundial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here