La realidad como no se v

0
55

Se acabaron los días en que el objetivo de una figura pintada era lograr una obra lo más real posible. Contamos con fotografía para recrear la vida cotidiana y la figura perfecta.

El hiperrealismo es un arte hábil, pero a veces puede carecer del alma, la pasión y el entusiasmo que hace que la pintura de retratos contemporáneos sea asombrosa.

Los artistas realistas pueden quedar tan envueltos en la difícil tarea de crear una imagen real que la inspiración se agote y todo lo que queda es una actividad mundana.

El arte consiste en enviar una profunda esencia emocional a través del espacio y el color. De todo esto se elimina una imagen maravillosa y carece del interés y el atractivo de lo que llamamos arte.

Pero como todos sabemos, el arte es terriblemente difícil de definir. Todos lo intentan, y nadie lo ha entendido bien todavía. Lo único que podemos hacer es mirar a los artistas para seguir haciéndolo.

El truco es recorrer una línea entre dibujar las características de la humanidad y crear un reino aquí donde los colores y las formas se unen en una interesante mezcla de existencia en curso. La realidad es una cosa divertida, porque depende de la percepción del espectador. Como dice el dicho, “la belleza está en el ojo del espectador”.

Sé lo que estás pensando: todas estas vagas generalizaciones pueden parecer un error en la descripción de lo que hace que las pinturas contemporáneas de retratos sean visualmente atractivas. Sin embargo, la pregunta de qué es “atractivo” puede ser imposible. Existe una explicación continua sobre el surrealismo de Salvador Dalí, el impresionismo de Van Gogh y el realismo de Jean Baptiste Camille Corot. La razón por la que este debate persiste siglos más tarde es porque “atractivo” es puramente subjetivo.

La única verdad real sobre el estilo es que está impulsado por la emoción y una necesidad irresistible de que el espíritu humano se represente a sí mismo. Hay un fuerte deseo de ver lo que realmente está dentro de nosotros. Los retratos son una forma de representar los aspectos metafísicos de la humanidad.

De esta manera, los retratos y el realismo son una forma de representar lo que realmente vemos. Hay cosas que simplemente no se pueden sentir en una fotografía. Los artistas se especializan en presentar la realidad que no podemos ver. Es más una realidad que podemos sentir y experimentar sin necesariamente ver. Luego lo recrean con colores, formas y trazos a través de un pequeño espacio bidimensional.

Si pudieras embotellar una parte del alma humana y lanzarla sobre un lienzo, así es como se vería nuestro arte contemporáneo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here