5 consejos para una rápida recuperación después de la eliminación de tatuajes con lás

0
52

Muchas personas tienen tatuajes que se arrepienten de conseguir. Afortunadamente, los avances en tecnología han hecho posible eliminar estos errores pasados ​​de la piel. La eliminación de tatuajes con láser implica la fractura de los pigmentos de colores del tatuaje con una máquina que emite un rayo de luz de alta intensidad. Para prevenir infecciones en la piel, cambios en la textura de la piel y otros efectos secundarios indeseables, es crucial seguir todas las instrucciones de postratamiento proporcionadas por su dermatólogo. Utilice los siguientes consejos para que su recuperación sea lo más rápida e indolora posible.

1. Mantenga el área limpia y seca

Es normal experimentar una variedad de efectos secundarios después de la eliminación de tatuajes con láser. Los efectos secundarios más comunes incluyen enrojecimiento, hinchazón, costras, sensibilidad, ampollas, hematomas e hipo o hiperpigmentación en el sitio de tratamiento. Para ayudar a sanar el área, es crucial limpiar suavemente la piel afectada con agua y jabón suave. Seque la zona con palmaditas después de cada limpieza, baño o ducha.

2. Tratar con ampollas sabiamente

Si un tatuaje es bastante nuevo, denso con tinta, o si la piel es muy sensible, una persona puede experimentar ampollas después del tratamiento. Las ampollas pueden aparecer como una o más burbujas en la capa superior de la piel. La formación de ampollas por lo general dura de tres a cinco días y no debe ser perturbada durante este período de curación. Si una ampolla se vuelve dolorosa, pinche con cuidado con una aguja esterilizada. Deje que la ampolla se drene y aplique de inmediato un ungüento antibiótico y cubra con una gasa.

3. Aplicar una compresa fría para el dolor

Algunas personas experimentan una leve molestia después de su tratamiento, similar a una quemadura solar. Para reducir este malestar, aplique compresas frías en el área afectada según sea necesario en los días posteriores al procedimiento. Las compresas frías también pueden reducir la inflamación común y la hinchazón de la piel. También se pueden administrar medicamentos de venta libre para aliviar el dolor. Evite tomar aspirina, ya que puede aumentar su riesgo de sangrado y moretones.

4. Use ropa suelta y suave

El enrojecimiento y la sensibilidad del lugar del tratamiento es muy común después de la eliminación de tatuajes con láser. Estos efectos secundarios pueden ocurrir hasta 72 horas después del procedimiento. Este enrojecimiento simplemente indica que la capa superior de la piel es muy sensible y debe manejarse con precaución. Para evitar la fricción de la piel, use ropa suelta y suave que no irrite la piel. El algodón transpirable es ideal.

5. No recoger en la zona afectada.

Si el área se irrita o pica, puede sentirse tentado a tocar o tocar la piel mientras sana. Como sus manos pueden contener bacterias dañinas, es fundamental no tocar la piel curativa sin necesidad de limpiarla. Si el área tiene costra, no toque las costras, ya que esto puede causar cicatrices permanentes. El sitio de tratamiento tampoco debe afeitarse hasta que la piel esté completamente curada.

La recuperación después de la eliminación del tatuaje con láser es bastante rápida y el riesgo de infección es relativamente bajo. Al seguir los consejos anteriores, puede minimizar aún más el riesgo de infección y otros problemas de salud. Al seguir las instrucciones adecuadas para el cuidado de la piel, puede quitarse el tatuaje de manera segura y sin problemas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here